PAGINA DE ILUSIONISMO

/

lunes, 1 de junio de 2015

Despedida de Los Patios de la Estación



Despedida
Las técnicas y herramientas que empleamos en el Ilusionismo Social para enfrentar el desafío de autogestionar la vida diaria, la vida cotidiana es un aporte que podemos, dar, compartir, a las comunidades, colectivos, instituciones  grupos y personas con las que trabajamos(y que a veces es tan agradable, reconfortante, gratificante, divertido, esperanzador que como decimos entre nosotros, “ ni parece trabajo”).
















 Si hablamos de autogestión, autoestima comunitaria, comunidad haciéndose, de la capacidad de la gente de llevar autónomamente sus vidas, hay que tomar tiempo para dejar que esas comunidades una vez encaminado el proceso lo asuman.  Es un contrasentido estar años y años en una comunidad en donde la gente está actuando por sí misma, motivada por el trabajo colaborativo que dinamizamos. Esto tiene que ver con una valoración ética: No se trata de convertir en clientela a la gente CON la que hemos hecho cosas estos más de cuatro años. Es momento de buscar otros lugares en donde volver a empezar a dinamizar, transfiriendo lo aprendido, retomando de lo sucedido

 
Es entonces momento de usar la técnica propuesta e imaginada por UNILCO-Nómada, La Despedida.




Del libro de Participando co y desde la Gente

 Técnica de despedida
Aunque es otra de las técnicas que consideramos obligatoria, no la hemos inventado hasta el 2010 en la experiencia de Olivares. Lo fácil es terminar, despedirse de la gente más cercana, e irse sin trabajar una despedida comunitaria. Lo difícil es reconocer que si estamos trabajando la autogestión de la vida cotidiana, parte del compromiso ético del trabajo de ilusionistas, es no provocar dependencias de la gente con respecto a nuestro papel, esto implica que debemos dejar nuestro rol de ilusionistas en el proceso de participación, no porque abandonemos a la comunidad sino porque esta debe continuar con su propia historia, para esto ayuda la técnica de despedida.
El tiempo para irse es flexible pero inexorable, como mínimo 15 meses (3 para situarse más un ciclo anual: no vivimos igual en las diversas estaciones del año), cualquier proceso que dure menos no será participativo; y cualquier otro que dure más de 4 ó 5 años tampoco, porque si en ese tiempo no hemos transferido todo lo que sabemos y no hemos devuelto todo el trabajo generado en el proceso, es que nos estamos empoderando (nos estamos poniendo por encima de la gente).

Hay que irse, pero esa ida (o dejación del papel de ilusionista) debe de hacerse de tal manera que refuerce los procesos abiertos y que en ningún caso sea un cierre (pues la vida de la comunidad no empieza ni termina con nuestra presencia en ella), sino un ramillete de estímulos para cada uno de los grupos de la comunidad.
Cuando vemos que nuestro papel ha llegado a su fin; ¿qué vamos a hacer?: una despedida. ¿Cómo?: con herramientas que inventamos para ese momento, o adaptando otras


 
 
 Una despedida que es eso, no un cierre, sino un pretexto para abrir más lo abierto a su reproducción, convivencia, participación, animación colectiva, compartiendo con otrxs lo que se ha hecho junt@s, las alegrías, sentires, ideas, dificultades, aprendizajes, desaprendizajes, logros y desafíos que generó la “intervención ilusionista”

Cómo se hace una despedida

 
Me parece que depende de la creatividad del aguzamiento de los trece sentidos de nosotros y de la gente de los lugares. Lo padre de todo esto es que la podemos inventar, podemos crear, improvisar, retomar, repetir, recrear.

Herramientas imaginadas:

 Festivales, convivencias, talleres, elaboración y presentación de videos, carteles, murales, giras intra e intercomunitarias. Una de esas o varias de ellas combinadas y lo que se nos ocurra.

En estos próximos meses nos estaremos despidiendo de Los Patios de la Estación y casi al mismo tiempo del Texcal. 


lunes, 29 de diciembre de 2014

Compartiendo Experiencia Patios de La Estación: UNILCO -México



Trabajo Comunitario de Patios de la Estación UNILCO- México

Juan Manuel Zaragoza
 A manera de ficha, perdón por lo estructurado

Actores:











Los vecinos del lugar, la mayoría proveniente de Huitziltepec, Guerrero

Fundación Comunidad.
Colectivo de Ilusionistas Sociales
 

Estudiantes de la UAEM.

 
Centro Comunitario La Estación


Ambiente social en Cuernavaca: ambiente en el que  casi tod@s somos vulnerables. La convivencia que se da alrededor  del trabajo de limpieza, recuperación, mantenimiento, embellecimiento de Los Pocitos y sus lavaderos genera CONFIANZA, abre un espacio para el trabajo colaborativo.
 
A finales del año pasado las vecinas realizaron tres kermeses para juntar fondos para iniciar los trabajos, en marzo de este año se hizo la presentación ante algunas de ellas de una propuesta de cómo podría quedar el lugar. Esta misma propuesta modificada con sus ideas se compartió un domingo con los esposos de ellas, quienes la modificaron casi totalmente a partir de  lo que saben hacer en sus trabajos (la mayoría albañiles) y después  de eso se iniciaron  las acciones.

Los catorce  domingos de faena entre  abril a  agosto transformaron el entorno del lugar con  la ampliación de la calle y la construcción de la barda de piedra.

Estos catorce domingos cruzaron un momento en junio muy importante: El Mundial de Futbol, un México-Holanda en cuartos de final, en donde a pesar de que mucha gente estaba  al pendiente en los televisores y demás dispositivos del desarrollo del juego, los vecinos trabajaron ese día, obligando de manera amorosa aunque firme  a los más jóvenes a  hacerlo.

Las faenas significan un trabajo  “rudo” para los hombres: hacer mezcla, acarrearla, sacar piedra, organizar los drenajes “vivos” es decir con descargas, de los vecinos de la parte de arriba, pegar piedra, entre otras cosas. Mientras las mujeres se encargaban de preparar  y servir los alimentos para desayuno, almuerzo y comida de alrededor de  50 personas que participan.

El tipo de  liderazgo situacional  ha sido un elemento muy importante para que este paso de lo posible a lo imposible suceda pues cuando se pregunta aquí quien es líder se responde que todo, que aquí no hay líder. Esto se refleja cuando se trata de aspectos de construcción, ahí hay algunas  personas que saben más y guían (en medio del caos muchas veces) hasta donde es posible eso los trabajos técnicos, otros-otras son muy buenos para comunicarse y animar, dialogar con la gente sobre lo que se está haciendo. Todos estos liderazgos en ocasiones se mezclan, tal vez no se puede hablar  de especialistas en tal o cual cosa



Se nota ahora un uso más frecuente de los lavaderos y un ambiente social más activo en el lugar recuperado. Parece que el agua es ahora más limpia a partir del trabajo de reorganización de drenajes. Esta actividad generó conflictos en el lugar, conflictos que fueron enfrentados y resueltos por los mismos vecinos.

Que hemos aportado como dinamizadores del proceso

 La  Fundación Comunidad hizo una importante gestión para los materiales como cemento, alambre, varilla, arena y concreto mezclado.
 El equipo dinamizador de  UNILCO  aporto algo que es difícil comprar en un supermercado: Alegría, “estar” con “los y las invisibles”, convivir con ellos,  estar en sus espacios y tiempos cotidianos, comer con ellos, celebrar con ellos, y vivir momentos de muerte también, acompañarlos en sus fiestas, en sus procesiones, ir a Huitziltpec, pueblo originario de muchos de ell@s , ilusionarlos a que se pueden hacer las cosas, a valorar lo que van haciendo y   a aprender y desaprender  de sus formas organizativas, de convivencia y de relación como grupos comunitarios, a relacionarlos con otros grupos: universitarios, asociaciones civiles. A difundir lo que va sucediendo en las redes sociales, con otros grupos y espacios de Morelos en esa tarea acordada de “desestigmatizar” la zona.

lunes, 27 de octubre de 2014

Gratisferia, Pocitos, Ilusionismo Social en pleno Morelos México

Con el apoyo de la Fundación Comunidad, la participación intensa de los estudiantes de Psicología, Trabajo Social y Filosofía en estos meses se han vivido momentos muy hermosos , de aprendizaje y hacer colectivamente en estos dos lugares El Texcal Jiuetpec y Los Patios de la Estación, Cuernavaca. Confirmo que los procesos requieren tiempo y una actitud de aprendizaje, colaborativa, dejando a un lado el miedo de perder el control, si eso lo intentamos la gente con la que trabajamos se anima , se contagia, se contamina de ello. Va nuestra alegría volando intentando darles un abrazo a quienes lean esta sencilla nota

martes, 29 de julio de 2014

Chaneques y niños, peques, en el verano de Cuernavaca

El Texcal y Los Patios de la Estación Morelos, México Los chaneques. Hay una leyenda en diferentes regiones, pueblos de México que hablan de los chaneques, duendes, hombres pequeñitos, que existen donde hay agua y que la cuidan, son traviesos. En el caso del Texcal que está en Tejalpa, Morelos, estos seres viven nos platican sus habitantes en el Ojo de Agua, en la lagunas de Hueyapan y Acolapa y en el mismo balneario que ahí existe ahora. Se aparecen a las personas que tienen la sensibilidad de verlos. Cuando no es así pueden hacer alguna travesura a los descuidados o la gente que quiere hacer algún daño a lo que vigilan. La leyenda tiene relación con el cuidado y veneración del pueblo originario por el agua Hoy nos topamos con dos historias de chaneques, una que compartió Mati del Colectivo de Ilusionistas Sociales de México que es un video bien bonito sobre Los Peques de la Patagonia y otra historia que nos platicaron los niños de los Pocitos sobre los otros niños que vivían arriba de ese lugar, que se lanzaban sus clavados a los Pocitos y que por eso les pusieron así . Esto mientras María del Carmen improvisaba creativamente un cuento de… Chaneques.

jueves, 6 de febrero de 2014

Frutos ricos del ilusionismo social

Siembra de hongos diciembre de 2013

 Se volvieron a contaminar  muchas bolsas pero... insistimos
 









 Vamos a comer ceviche de hongos este año, venderlo y a obtener  ingresos de esta actividad

Gratisferia


Los vecinos y vecinas del Paraje Texcal con el permiso de los comuneros van para la cuarta Gratisferia el 15 de febrero, cuenta cuentos, gratis teatro,convivencia, inclusive reaprendiendo a convivir, anoser avorazados con lo que se regala, encuentro entre los diversos.


viernes, 15 de noviembre de 2013

Aprendiendo en los Patios de la Estación

Este segundo semestre 2013 han participado en las actividades de los Patios de la Estación de Cuernavaca y en las del Texcal, Jiutepec cuatro estudiantes de Psicología de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos : Ivette, Aire, Alejandra y Brisa
Gratisferia, Historias Orales, ferrocarrileros contando su vida, faenas para recuperar los lavaderos comunitarios, pintando clavos del tren, barriendo, haciendo comida, escuchando... Aprendiendo y aportando, elaborando el  "librote",difundiendo volantes de la Gratis, conviviendo en el "proyecto" y en las casas y espacios de los vecinos y comuneros, comiendo y dsfrutando, compartiendo





 
Para el próximo año se presenta una gran oportunidad de que los y las estudiantes sigan participando en los proyectos comunitarios que con la fundación Comunidad y el apoyo de empresas como Buckman y organizaciones como Karitas  ha  animado UNILCO México-Colectivo de Ilusionistas Sociales CON LA GENTE

martes, 5 de noviembre de 2013

Historia de los Lavaderos en los Patios de la Estación y su recuperación

Historia de los Lavaderos en los Patios de la Estación y su recuperación.

Aire Ibarra, Ivette Pérez, Juan Manuel Zaragoza


Los lavaderos públicos han sido sitios tradicionales  de convivencia comunitaria. En los Patios de la estación hay un espacio en donde tomando el agua del "ojito" que ahí existe las mujeres acudían a lavar. Cuando se introdujo el agua potable al lugar ese lugar se usó menos, se   descuidó y  al agua empezaron a caer otras agüitas no tan limpias. A pesar de eso en tiempo de "secas" dice la gente que se sigue usando.














En estos días las vecinas del lugar nos invitaron a una jornanda de limpieza y recuperación del lugar que se prolongó hasta ser una faena de varias horas para limpiar y abrir  la callecita que da acceso a ese lugar
 
"Todos ocupamos los lavaderos cuando no hay agua" decía por ahí una señora,
que acompañada de más vecinos y vecinas limpiaron aquél lugar en donde alguna
vez hubo agua limpia. Y aunque todavía existen los lavaderos, el drenaje ha contaminado
en gran medida esa agua que muchos vecinos hasta hoy utilizan para diferentes necesidades.Todo parecía que la limpieza no se llevaría acabo, no había "movimiento" y algunos vecinos preguntaban si se haría la actividad... Y de pronto el interés de los vecinos por recuperarese espacio empezó a verse... Llegó uno, y otro más, otras señoras y así, el grupo se  fue haciendo más grande, de repente todos estábamos haciendo algo, unos recogiendo basura, otros más quitando zacate, otros propiendo qué más podiamos hacer y algunos otros consiguiendolas "palas" y los "picos"...  Una bellísima actividad colectiva en donde todos aportamos algo. Al final, el cansacio físico se hizo presente pero quedó una satisfacción de haber limpiado el callejón(ahora convertido en calle), los lavaderos y además haber tenido una buena mañana de convivencia e intercambio."
 
 "Fue muy padre ver como cada quien aportó su granito de arena, o su piedra, porque hasta los niños ayudaron a construir el paredoncito de piedras, que aunque se le fue un poco chueco al arquitecto, quedó muy bien y fue construido con el mismo escombro que se fue quitando y sin necesidad de comprar ningún material.
Y sin necesidad de dar ninguna orden. Surgió la idea por parte de los arquitectos y mientras unas manos quitaban el escombro, otras aflojaban con el pico, otras recogían la basura, y otras levantaban el paredón y lo rellenaban. Y entre bromas y risas, se logró convertir un montón de escombro que apenas dejaba espacio para con dificultades pasar, a una amplia calle que estoy segura que ahora hasta les dará gusto transitar"
 
 A esto le llamamos Ilusionismo Social, ahora estamos platicando de como conseguir materiales como cemento y piedra para reforzar el trabjo de ese día.

Puede ser un afundación que apoye en algo, se está viendo si se hacen kermeses o rifas u otras actividades para seguir recuperando el espacio